Alejandro García Ingrisano

Opinión de literatura, política, cine, toros…

Archive for the ‘Entrevistas’ Category

Apuntes sobre la hispanidad con Agapito Maestre en Letras Libres

leave a comment »

“Ahora sí que están unidos el nuevo y el viejo mundo,

Y sólo están divididos por un viejo mar profundo”

Antonio Valente (1530 – 1585)

Me cita Agapito Maestre en el centro de Madrid para hablar de su libro de ‘Meditaciones de Hispano-América’, que acabo de leer. A media charla, interrumpirá nuestra conversación Iñaki de Miguel, editor e hijo del eminente sociólogo Amando de Miguel; que prepara la reedición de la continuación de las Meditaciones, ‘Viaje a los ínferos americanos’. Ambos trabajos son recorridos por la cultura en lengua española que ahora, desde la antigua capital del Imperio, nos sentamos a glosar.

La inmensidad geográfica de los países de lengua española cuenta con un centro espiritual, que es su cultura. No ignoro que dicho concepto es polémico, tanto más porque como dice Maestre, “en el mundo hispano, el centro está en la periferia y la periferia está en el centro.” Recuerda una exposición transatlántica que se llamó ‘Identidades Compartidas’. “No son identidades compartidas: ¡Es la misma identidad!”. Él lo tiene claro: “La batalla la han ganado aquellos que niegan la entidad de la cultura española. Curiosamente quienes niegan eso son los propios hispano-americanos, tanto desde el otro lado del océano como de éste.”

Cita el autor en sus Meditaciones de Hispano-América a Séneca: “Vergonzoso es dejarse arrastrar y no guiarse, y en medio de la corriente de los negocios preguntarse con estupor: ¿Cómo he llegado aquí?” ¿Cómo hemos llegado a la idea, que tiene como algo de concesión, de las identidades compartidas? De todos los imperios, el español es el único que se planteó la cuestión imperial desde un punto de vista moral, de qué hacer y cómo actuar en el nuevo mundo. Esto dio pie a muchas cosas positivas, pero también al indigenismo y la leyenda negra, que junto con la situación política española del siglo XIX deriva en un complejo de culpa a este lado del Atlántico. “Eso no existía antes”, sentencia Maestre.

Pero hay razones para la esperanza: “Nuestra cultura es tan inmensa que a pesar de que nos estamos suicidando permanentemente, permanece.” Los escritos de Agapito Maestre van encaminados entonces, no a rescatar la cultura en lengua española, sino a luchar contra ese estéril proceso de persistentes suicidios. “No podemos recibir la cultura en lengua española como niños bien, sino que tenemos que intentar ser merecedores de ella: es decir, leerla.”

Para ello, Maestre nos da una serie de claves, entre las que destaca la idea de que la cultura en lengua española es genuina cultura universal desde el primer momento, aunque hasta la universalidad puede ser particular. “Las bases de la cultura en lengua española están fundamentadas en la continuidad y a pesar de que por motivos políticos hemos intentado fragmentarla o señalar sus discontinuidades, sigue siendo una sola y quizás eso ha sido la gran aportación de las obras de Alfonso Reyes, Octavio Paz, Luis González González y sus discípulos, como Enrique Krauze o el que a mi juicio es uno de los más grandes críticos de la cultura en lengua española: Gabriel Zaid.”

Maestre hace un constante esfuerzo por rescatar autores de las constricciones de la ideología y denuncia la incomprensión hacia los nuestros que viene del intento de categorizar demasiado estrechamente su pensamiento. La lista de incomprendidos u olvidados llega hasta nuestros días y pasa por Zambrano, de quien Maestre escribió una semblanza filosófica; por Pérez Galdós, Menéndez Pelayo, Ortega y Gasset, José Gaos o José Luis Garci. No hay sitio para todos en las páginas escritas por Maestre: estarían también Agustín de Foxá, Luis Vives, Pío Baroja, Felipe Trigo… El ostracismo podría ser un monstruo salido de las páginas del Criticón de Gracián, un esperpento que ignora a los mediocres y devora a los genios.

Sorprende ver a un autor español que mira tanto hacia Méjico, Argentina o Venezuela. “Hemos mirado al otro lado a veces con un absurdo complejo de superioridad, porque dentro de nuestra cultura en lengua española el rol de Méjico o Argentina es más importante que el nuestro. Es tan disparatado que han dejado de venir miles y miles de hispano-americanos a las universidades españolas que antes sí venían”. Este moderno talante que niega el mestizaje hispano-americano resulta tan dañino como el indigenismo, y no deja de ser un nuevo suicidio dentro de la sucesión que indicábamos antes. Frente a ambas tendencias, queda la cultura; y visiones como la de Maestre que pasan por ensanchar ésta tanto hacia autores determinados como hacia una visión global y universal de la hispanidad.

‘Meditaciones de Hispano-América’ fue reeditado por Escolar y Mayo en 2010. Su continuación, ‘Viaje a los ínferos americanos’ será reeditado por Holo Narrativa y Ensayo en marzo de 2011.

 

Entrevista a Fernando Sánchez Dragó: “La tauromaquia siempre ha sido fuente de brava literatura”

with one comment

Fernando Sánchez Dragó (Madrid, 1936), escritor, aficionado, sigue escribiendo de toros. Es de sus muchas heterodoxias una de las que más pueden sorprender hoy en día, cuando el mundo editorial publica tan escasos títulos acerca de la tauromaquia. En nuestro cuestionario, que responde desde Camboya, avisa que su ‘Volapié. Toros y Tauromagia’, saldrá reeditado, amén de otros proyectos que harán las delicias de los aficionados a los toros, a Dragó y a la lectura. 

Ya en su ensayo Gárgoris y Habidis, publicado en 1978, Dragó nos recuerda que la relación entre el arte y la tauromaquia – y lo sagrado – es al menos tan antigua como el arte rupestre de Clunia, el enclave burgalés donde se descubrió una lápida que representaba la imagen de un torero. Por ellos empezamos preguntándole.

Después de tantos años de afición, ¿qué torero le ha impactado especialmente? ¿Alguno en activo?

Entre los que fueron… Antonio Bienvenida, Antonio Ordóñez, el Viti, Manolo Vázquez, Rafael de Paula, Curro Romero.
Entre los que son… José Tomás, Enrique Ponce, Perera, Castella, Morante.

Si quisiera escribir un libro dedicado específicamente a los toros, ¿cree que se lo publicarían?

Ese libro existe: ‘Volapié. Toros y Tauromagia’. Lo publicó Espasa en el ‘86 (quizá en el ‘85). Está agotadísimo. Ahora quieren reeditarlo. Y pronto habrá otro libro, en el que recogeré todo lo escrito en los últimos veinticinco años. Es mucho. Aparte de eso, las últimas ochenta páginas de ‘Y si Habla mal de España… es español’ (Planeta) están íntegramente dedicadas a los toros.

¿Qué texto o textos relacionados con la tauromaquia recuerda o rescataría?

Bergamín (‘La música callada del toreo’), Montherlant (‘Los bestiarios’). Hemingway (‘Muerte en la tarde’), Chaves Nogales (‘Juan Belmonte, matador de toros’), Michel Leiris, Cocteau, Bataille (‘Historia del ojo’), Lorca… Olvido a muchos. ¡Hay tantos! La tauromaquia siempre ha sido fuente de brava literatura.
En Gárgoris y Habidis, presenta la tauromaquia como un acto ritual que evoluciona hacia lo lúdico. ¿Qué queda de cada elemento en la fiesta de los toros actualmente?

Queda todo, aunque la mayor parte de los toreros y de los aficionados no sean conscientes de que la tauromaquia, además de un espectáculo y un juego, es, sobre todo, un sacramento, un rito, una misa mayor… Esa dicotomía siempre ha existido y la ignorancia de ella, también. Los toreros saben cómo se hace, pero no lo que es. No importa. Lo que importa es que lo hagan.
¿Con qué recuerdo se queda usted de un ruedo?

Con la faena que Bienvenida le hizo a un quinto manso en las Ventas (fue en el 70 o en el 71), con la legendaria faena de Paula en Vistalegre (1975), con el indulto al toro ‘Idílico’ por José Tomás en la Monumental de Barcelona, con la retirada de Manolo Vázquez en la Maestranza, con el sexto de Perera, herido él, cuando se encerró con seis toros en Las Ventas, el faenón que Ponce hizo el año pasado, no éste, en Olivenza. El sol se detuvo (era una matinal) para sacar su pañuelo……

“Muchedumbre en los tendidos para ver y no creer”, escribe el madrileño, que se despide de nosotros como empezó: con el recuerdo de los grandes, aquellos que desafían lo que otros intentamos escribir acerca de ellos. Aunque a veces lo mejor es enumerar – la faena de Bienvenida del ‘71, de Paula en el ‘75 – y mandar a los lectores al recuerdo o al tendido en busca de la siguiente faena que se clave en la memoria; Dragó no elude la embestida literaria y juntando toros con letras mantiene esa tradición (la de Ortega, la de Lorca) que a pesar de todo, se niega a desaparecer.

Fuente: Burladero.com

Entrevista a Almudena Negro, presidenta de Foro Liberal

leave a comment »

Nota: Esta entrevista la realizamos a raíz de un artículo sobre la censura en internet, publicado en Letras Libres. Aunque fue citada ampliamente en el artículo, la entrevista no había sido publicada en su totalidad. El Foro Liberal, del que es presidenta Almudena Negro, es uno de los promotores de la plataforma por la libertad en internet Libertad 2.0.

¿En qué se diferencia vuestra plataforma de otras propuestas contra la ley de economía sostenible?

Se diferencia fundamentalmente en los presupuestos básico. Libertad 2.0 exige la retirada de la disposición final primera del anteproyecto de la LES porque consideramos que vulnera derechos individuales, no derechos colectivos. Asimismo, nos parece intolerable que el gobierno utilice las instituciones del Estado para otorgar privilegios feudales a entidades privadas. Que es exactamente lo que hace esta legislación injusta, que, citando a Bastiat, no consideramos ley sino despojo legal.

Ciertamente, partimos de diferentes presupuestos pero el objetivo es el mismo: la retirada inmediata de dicha disposición final. También pedimos la inmediata derogación del canon, puesto que consideramos que el gobierno está criminalizando a las personas y liquidando la presunción de inocencia en que se basa la Justicia. Además, la LES liquida el derecho a una tutela judicial efectiva y al derecho al juez predeterminado por la ley, al cambiar de jurisdicción los conflictos que pudieran surgir. Así, de aprobarse esta ley injusta, el internauta ya no pleitearía con una entidad privada (privado-privado) como pudiera ser la SGAE ante tribunales civiles y/ó mercantiles, sino que será el propio gobierno, a través de una comisión administrativa, en mi opinión muy acertadamente denominada Sección Segunda (SS), quien tomará la decisión de si la página o bitácora en cuestión vulnera derechos de propiedad intelectual, pasando después el asunto a la jurisdicción de lo contencioso-administrativo, que, como dice cierto informe del CGPJ filtrado a los medios en una clara maniobra de intoxicación, no entrará en el fondo de la cuestión. Los jueces serán lacayos de los políticos, limitándose a decretar,  o no, el cierre de las páginas.

Esto último es de una gravedad extrema, no sólo porque será la SS quien decida si somos delincuentes o no, sino además porque, como todo ciudadano que ha sido multado sabe, las prerrogativas que la Administración tiene “contra” las personas son brutales. Usted pague la multa y luego recurra.

A esto hay que sumarle que si un webmaster considera que se vulnera alguno de sus derechos fundamentales, como pudiera ser la libertad de expresión o su intimidad (¿de dónde van a sacar los datos de los webmaster los miembros de la SS?), tendrá que acudir a los tribunales contenciosos de la Audiencia Nacional, lo cual, ciertamente, es, pese a lo escandaloso de los titulares, de lo poco jurídicamente lógico que se ha introducido en toda esta locura liberticida, puesto que es la Audiencia quien interviene en estos casos. También es así con protección de datos.

De aprobarse la LES tal y como está redactada la indefensión de los ciudadanos que tengan web va a ser brutal.

¿Por qué os parecía necesario añadir esta propuesta a otras existentes?

Debo aclarar, llegados a este punto, que Libertad 2.0 es una iniciativa abierta a toda la sociedad y que entre las asociaciones convocantes no todos somos organizaciones liberales, aunque Foro Liberal que es la asociación que tengo el honor de presidir, evidentemente, lo sea. Además, entre los adheridos al manifiesto hay organizaciones y personas de todo el espectro político-ideológico.

Personalmente suscribí, pese a tener ciertas reticencias y porque entendí que nacía de un consenso de la red, el “manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet”. Sin embargo, no puedo suscribir iniciativas que hablan de derechos colectivos, propiedad procomún ó una especie de anarquía de corte socialista, sencillamente porque se aleja de mis convicciones y principios, que son liberales.  Creo que la Iniciativa Libertad 2.0, que defiende la libertad desde el respeto a los derechos individuales y la propiedad privada, que es la única manera, en mi opinión, en que se puede defender la libertad, puede ser suscrito por cualquier persona que se considere liberal. Otra de las diferencias que creo son importantes es la petición de dimisiones, es decir, que exigimos responsabilidades políticas. Así, Libertad 2.0 exige la dimisión de las ministras responsables de este atentado contra la libertad, Elena Salgado y Ángeles González Sinde, por intentar instituir una verdadera policía del pensamiento. Ciertamente creemos que las otras iniciativas se quedan, en este sentido, un poco “cortas”.

Es cierto que se nos ha acusado desde ciertos sectores de la izquierda de “dividir” por el mero hecho de existir. ¡Cómo se si me pudiera exigir suscribir “Das Kapital” simplemente porque promete un paraíso terrenal! No, hombre, no. Todos queremos lo mejor, pero no todos somos socialistas.

Ojo, con esto no quiero decir que no compartamos objetivos con otros grupos de la red. Es más, tengo claro que si presentan alguna acción en contra de la LES me sumaré a ella y, por supuesto, desde Iniciativa 2.0 les invitamos a participar en las que nosotros decidamos llevar a cabo. Somos compañeros de causa.

¿La plataforma podría tener más recorrido que el de oponerse a esta ley en particular?

Sí. La Iniciativa Libertad 2.0 ha nacido para quedarse defendiendo la libertad en Internet. Antes de la LES y después de la LES. Los objetivos marcados son muchos: derogación del canon, cambios legislativos para que el modelo de propiedad intelectual sea un modelo del siglo XXI y no del XX, iniciativas en contra de la censura, que se auditen de una dichosa vez las cuentas de la SGAE y demás entidades de gestión, apoyo a bloggers e internautas perseguidos en el resto del mundo… ¡hay tanto por hacer! Por cierto, a este respecto he de decir que no sólo han firmado ya nuestro manifiesto internautas españoles. Por ejemplo, la blogger antichavista Martha Colmenares, de Venezuela, se ha adherido a nuestra iniciativa. Libertad 2.0, como Internet, tiene carácter global, mundial.

Te puedo contar que en breve anunciaremos una serie de iniciativas, acciones, que vamos a plantear off line en contra de la LES. Tenemos que salir de internet y llegar al ciudadano de la calle, a esas personas que creen que los internautas son una suerte de piratas; delincuentes dispuestos a robar lo que sea. Ya está bien de toda esa tecnofobia carca que defiende ideas rancias como que el uso de las redes sociales fomenta la delincuencia, que Internet es poco menos que un peligro con patas (virtuales) o que el P2P es criminal.

Tenemos que hacer llegar a la sociedad que el que tú me prestes, por supuesto sin ánimo de lucro, un libro, un DVD o un mp3 no puede ser criminalizado. La gente ha de saber que los enlaces, que es la base de la WWW, no pueden ser motivo del cierre de una página – ni en China lo son- y que con la ley que pretende aprobar el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hasta Google podría caer en la ilegalidad. ¡Ya está bien! Debemos rebelarnos cuando el gobierno se pone tan escandalosamente del lado del poderoso y en contra del ciudadanos.

¿Qué une a las asociaciones firmantes? ¿Es sólo la oposición a esta ley en particular, o también otros valores?

Evidentemente Libertad 2.0 no surge sólo como oposición a una ley en concreto. Ha sido la suma de hartazgos contra el estamento político que se ha propuesto liquidar, porque lo temen y lo desconocen, el único reducto de libertad que a muchos nos queda, que es internet. Cuando los medios de comunicación están sujetos a concesión administrativa o viven en parte de la publicidad institucional y las suscripciones “públicas”, para muchos de nosotros, integrantes de asociaciones que han nacido “de la Red”, como es el caso de Foro Liberal o con fuerte presencia en la misma, Internet es una válvula de escape, la única forma que tenemos de llegar a la sociedad civil, un sitio en donde todos somos iguales. Y esto, evidentemente, a los liberticidas y a los apesebrados no les gusta.

Como ya he mencionado anteriormente, Libertad 2.0 nace con vocación de permanencia, de constituirse en un foro de denuncia de los abusos del poder, del atropello de los políticos contra los ciudadanos, de la vulneración de nuestras libertades y derechos civiles.

¿Cómo valoráis vuestra reunión con Esperanza Aguirre?

Muy positivamente. Siempre es positivo ver que aún quedan políticos que anteponen la libertad al sectarismo partidista o a los lobbies de presión. He de decir que nos sorprendió mucho la velocidad de reacción del PP de Madrid y el compromiso de su presidenta de presentar una iniciativa en la Asamblea de Madrid instando a la derogación de la LES. De todas formas, hay que decir que el PP de Madrid no ha sido el único partido que se ha sumado en alguna medida a nuestra denuncia. También el partido de Albert Rivera, Ciudadanos, y el Partido de la Libertad Individual han suscrito nuestro manifiesto. ¡Ojalá lo suscribieran todos los partidos políticos! Claro que eso sí que es una utopía…

Written by pursewarden

febrero 9, 2010 at 8:09 pm